I

niciar una nueva etapa en un nuevo lugar de trabajo supone muchos retos. Sin embargo, antes de comenzar una nueva aventura laboral existe un paso fundamental que marcará un punto definitivo para que los empleadores te consideren al momento de aplicar para una vacante: Un buen Curriculum.

Un currículum es aquella hoja en la que mostrarás, todo tu historial profesional y en donde tienes la oportunidad de demostrar a posibles empleadores el ¿por qué? eres el candidato ideal para ese puesto al que te postulaste, no obstante, existen ciertas áreas específicas en un curriculum a las cuales debes de prestar especial atención, ya que, cualquier error o falta de información puede hacer que pierdas una valiosa oportunidad ante un posible reclutador.

Conoce las 3 áreas de tu currículum que pueden afectar tu proceso de selección

Cambias de trabajo muy rápido.

Cambiar de empleo no tiene nada de malo, sobre todo si es por causas como mejorar profesionalmente y económicamente, sin embargo, uno de los grandes focos rojos para los empleadores es notar que un candidato cambia de empleo en cuestión de meses de manera periódica sin razones contundentes.

Esta “inestabilidad” refleja falta de compromiso por parte del candidato y no es bien vista por la mayoría de los reclutadores.

Mejora tu curriculum

Faltas de Ortografía

Pocas cosas demuestran falta de profesionalismo como enviar un curriculum con faltas de ortografía. Por ello es muy importante revisar todo el documento antes de adjuntarlo y enviarlo.

Una manera de asegurarse que todo esté correcto es pedir a alguien más que lea tu CV y te haga saber de los errores que pudiste haber cometido, de esta manera puedes tener una segunda opinión y corregir tu currículum antes de enviarlo.

Reclutamiento

Vacíos laborales

Tener pausas laborales es bastante común, no importan los motivos, ya sean personales o profesionales. Pero tener ciertos huecos o vacíos laborales en un currículum pueden levantar una señal para los reclutadores, por ello, es muy importante que puedas explicar estos vacíos en una entrevista y si estos son justificados entonces no debe de haber mayor problema. El ejemplo más común es por maternidad o cuestiones familiares y de estudios, en donde ausentarse del entorno laboral es una opción casi obligada para el trabajador.